30.11.14

Problema de sintaxis


Nuestra historia (exigua, escueta, corta, brevísima) fue el resultado del encadenamiento malogrado de aquellos silogismos encargados de otorgar el sentido a cualquier cosa: un problema de sintaxis. No te extraño, no te quiero, no me interesa que estés o no haciendo. No era amor, tentaba, era un juego

2 comentarios:

  1. Vaya que hacia falta que pasaras por aquí.

    En los juegos sólo se divierte, nadie gana o pierde... o no?


    Saludos!!

    ResponderEliminar
  2. Las palabras (o la falta de) se tornan tan peligrosas a veces.

    ResponderEliminar