13.12.11

Crónica de una historia sin principio ni final.-
















Una puerta cerrada que no se abría para nadie.
Cuando llamaban al timbre ella apagaba las luces y fingía estar ausente,
le costaba querer en serio y besar de verdad. Tenía las manos frías, quizá consecuencia de ese clima al que llaman "soledad". 
Cometió un error o tal vez un descuido, dejando pasar a un extraño, un coleccionista de canciones, amores de lata e inversor de nafta en una rutina aburrida
Él abrió la puerta que ella bloqueaba con sus trabas, pero entró con los pies sucios y se fue sin avisar. Bomba de humo, un fantasma.
No hubo beso de despedida, no hubo explicaciones y mucho menos suposiciones.
Ella volvió a cerrar la puerta. La gente volvió a golpear.

Ella apaga las luces y finge no estar.
Duerme con sus auriculares puestos para no tener que escuchar.
Se pierde en la música y siente que vuela.
El volumen es proporcional a la altura que puede alcanzar.


26 comentarios:

  1. Te digo una cosa? sos algo asi como mi alma gemela de la amistad y el sentimiento... Digo, sos mi versión en distinto tiempo y espacio... Como te entiendo... Creo que nos entendemos...
    Fantasmas, bombas de humo, fingir no estar...
    Y sí, volemos en la música, subamos el volumen!!!!
    Besos Linda! ;)

    ResponderEliminar
  2. Here's hoping you have a great holiday. Feliz Navidad!
    xo

    ResponderEliminar
  3. Niñaaaaaaaaa =)


    ¡¡Qué lindo volver a leerla!!
    Entiendo perfectamente cada palabrita.

    Besote enorme.

    ResponderEliminar
  4. Vai a queda sorda, nira! Encerrarse no sirve demasiado, o al menos no por mucho tiempo. Eventualmente se sale, quizás el que entra con las patas sucias y se va hace un favor, eh?

    Besos porteños!

    ResponderEliminar
  5. El encierro, la cascara que cada uno construyes sobre si mismo, ahora que me acuerdo tengo dos pequeños poemas de lo mismo:

    ¿Por qué envolverse en una cascara?
    Todos las creamos sobre nosotros
    Protegernos es su finalidad
    Pero a veces la hacemos de concreto
    Y la protección es una maldición,
    Haciéndonos sentir aislados,
    Solitarios deseosos de compañía
    Que buscan constantemente escapar
    Pero obstáculos hay al caminar
    Intentándonos siempre atrapar
    Para nunca más dejarnos huir
    Condenándonos para siempre allí


    Se libre:
    rompe la cascara que te envuelve
    la que creaste para protegerte
    pero al endurecerse te aísla
    solitaria deseosa de compañía
    que constantemente busca escapar
    obstáculos habrá al caminar
    intentaran siempre atraparte
    para nunca más dejarte huir
    condenándote para siempre allí,
    rompe esa cascara, anímate, proba
    Así, libre y sin envolturas te quiero
    sin moldes, sin prejuicios

    Se me extendió mucho el mje, la imagen esa de "duerme con sus auriculares puestos" me hizo acordar a la que subiste el otro día,supongo que esta relacionado

    ResponderEliminar
  6. Está bien de vez en cuando "entregarse al autismo", quitarse de en medio y abandonar al mundo.
    Pero solo de vez en cuando, querida. Te recompones y vuelves a la calle, a vivir.
    Un abrazo enorme, queridísima.

    ResponderEliminar
  7. Mientras que mire bien por la ventana así no se pierde el momento en que pasa algo interesante, está bien.

    Tampoco es cuestión de andar atendiendo a cualquiera, sino terminamos horas en la puerta charlando con los Testigos de Jehová.

    ResponderEliminar
  8. le costaba querer en serio y besar de verdad.
    AUCH, me he jodidamente enamorado de esa frase, joder.

    ResponderEliminar
  9. Me gustaría conocerla, no sé porque...

    ResponderEliminar
  10. Que gran historia, por lo menos no habrá final triste.

    Saludos!!

    ResponderEliminar
  11. Con el tema de encerrarse creo que "sirve" un tiempito.. no más que eso.. Guste o no hay que salir a vivir.

    ResponderEliminar
  12. no hubo beso de despedida... y ahora quiero volverme a cordoba! te extraño! mil besos mendocinos con acento brasilero!

    ResponderEliminar
  13. Otra que se me va detrás del muro.....
    No no......no es bueno si es por mucho tiempo.

    Un beso!

    ResponderEliminar
  14. Va a volver a abrir la puerta, es inevitable. O mejor dicho, es muy evitable, pero ella no quiere evitarlo.
    Por suerte.
    Por lo menos, así lo veo yo, diría Nimo.

    Adieu.

    ResponderEliminar
  15. alguien debería explicarle que es parte de la vida y que mientras siga con los auriculares puestos corre más riesgos que si se los sacara y volviera a abrir la puerta

    lindo posteo

    ResponderEliminar
  16. Sencillamente genial. Pero alguna vez hay que volver a acudir al llamado de la puerta... Lastimarse es parte de la vida, mal que nos pese a todos!


    Besos!

    ResponderEliminar
  17. A veces es difícil saber cuando es conveniente abrir puertas y quitarse los cascos para permitir que la vida se cuele por los sentidos. Sólo así hay incertidumbres.
    Un abrazo y que el año que comienza te sea propicio.

    ResponderEliminar
  18. el volumen es proporcional a la altura que puede alcanzar

    es muy muy muy buena esa frase!!!!

    ResponderEliminar
  19. muy bueno! es cierto que hay que volverse a abrir para volver a conocer. Pero también es cierto que a veces necesitamos de la soledad para cura nuestras heridas.

    ResponderEliminar
  20. es en ese momento en donde del techo se caen canciones. despues de cierto tiempo cuesta mucho querer en serio y besar de verdad. segun yo siempresepierdeunpedacitodecorazon.

    ResponderEliminar
  21. Que alguien la despierte y la sacuda. Anda haciendo falta

    ResponderEliminar
  22. Impresionantes textos y fotos.Hay mucha creatividad y magia en tu blog.T sigo.T invito a seguir el mío.Saludos poéticos.

    ResponderEliminar
  23. Dejar entrar a tu vida a alguien es Confiar,
    Y Confiar es Apostar...
    y Apostar en Realidad es emocionante...
    qué emoción tiene la vida sin riesgos?
    El miedo es una enfermedad y lo más loco probablemente
    el remedio de la persona con miedo,es ella misma.
    Saludos!.

    ResponderEliminar
  24. heeeeeeeeeeeeeeeeeeeeey mari como va eso tanto tiempo?
    seguís escribiendo maravillas cordobesas? parece que sí.

    saludos de tu arveja marplatense Nº 1.
    jaja

    Nico ;).

    ResponderEliminar