11.10.11

De pantalones y demás.-

Nos conocimos por estar desubicados en el lugar equivocado (o tal vez no?)
Nos enamoramos sin preguntas y de golpe. Me hizo enloquecer con besos que no conocía y fuimos una sucesión infinita de canciones hasta que dejó de quererme y ya no lo pude besar.
Lo amé hasta la fiebre y hasta el llanto, me quebró la sonrisa y también los labios. Nada de rencor.
Yo seguí caminando, explorando otros besos y otros brazos. Ahora estamos en pentagramas diferentes, pero seguimos cantando, le tengo aprecio sincero y cada tanto nos cruzamos. Sobre todo en los cumpleaños.


Un capricho en Buenos Aires de un lapso momentáneo. Dejó de interesarme en el instante que lo besé.
Un tipo plano, le faltaban mil aristas y una buena ortografía que no le llegó con los años.
Yo me volví y el vino en un tren a buscarme sin boleto de vuelta. Yo enloquecí, me asusté.
El tironeó, la cuerda se cortó y le regale un pasaje verbal de regreso obligado.
Lo borré de mi vida y el tuvo que hacer lo mismo, le perdí el rastro.. no lo extraño ni me interesa. Un tarado, me acuerdo y me espanto.


Un cruce de idiomas entre besos una noche de incoherencias de lugar y gente. Una aventura con fecha de vencimiento, él se volvía y yo me quedaba acá. A disfrutar.
Teníamos formas y realidades de vida antagónicas. Él pensaba en tomar y en todo tipo de drogas, yo en donde dejé mis invisibles y en encontrarme. Me seguía el ritmo en el humor y su acento me hacía delirar. Se fue, no lo extraño ni extrañé. Volvió, me buscó y lo encontré. Un spanglish de besos otra vez hasta que se fue por segunda vez.
Cada tanto hablamos. Una aventura, anécdotas de ayer.



Conocidos en común nos reunieron más de una vez. Un dulce de leche pero respetaba demasiado y te dejaba un mal gusto en los labios. Una historia poco concreta, muchos ademanes y poca certeza. Me aburrió y creo que yo también, ya casi no nos cruzamos pero terminó (empezó?) bien. Podemos bailar entre risas y hablar también. Es poco interesante, no creo querer besarlo nunca más. Buena persona, cuidadoso por demás, no se pudo aprovechar.


Un mismo viaje en colectivo nos encontró hablando de Spinetta y pavadas. Lo ví un par de veces más y nos desencontramos sin ninguna relevancia. Con los años lo crucé una noche no tan atrás, no lo reconocí de inmediato pero terminamos a los besos entre abrazos. De mano de la casualidad, el ron y algo más compartimos almohada algunas veces más. Abrazaba muy fuerte y me invitaba a quererlo abrazar por igual. Pero hablaba en palabras difíciles que no entiendo ni me interesó interpretar. Estaba enredado, demasiadas vueltas, me marié y no quise jugar más. Quizá tal vez lo vuelva a cruzar. 


Caí a su casa por casualidad, amigo de una amiga, y empezamos a charlar. Al día siguiente me buscó y yo no quise saber nada más, pero le surgió un trabajo: el Sur, iba a tener que viajar.
Probé a la suerte, total no lo veía nunca más. Dos semanas o menos, yo no me enganché. Él me quiso demasiado no sé porqué. Soltó un "te amo" urgente y quizás indiscreto qué me espantó de inmediato. Causa y consecuente. 
Se fue pero se quiso volver alegando un "te extraño". Yo di pasos agigantados al costado, no supe tratarlo. Le perdí el respeto, nos distanciamos de a poco. Creo que lo lastimé, fue sin querer.

14 comentarios:

  1. http://lapoesiadepapillon.blogspot.com/
    Poesía y Libertad

    ResponderEliminar
  2. Me lei toda la entrada, tenes una manera muuuy linda de escribir, super profunda. Me encanto

    ResponderEliminar
  3. Calesita? Mareo? Casualidad? Causalidad? Encuentros y desencuentros! que historia Señorita! las vueltas de la vida, los pasos certeros, los dudosos, para adelante, hacia atras... en el mismo lugar(?)
    Me encantó como lo contaste... me vi en algunos gitos dando las mismas vueltas.
    Besosss! ;)

    ResponderEliminar
  4. Bien descriptas las sensaciones en cada ocasión....se me hace que el primero es el que marcó algo fuerte. Los demás....naufragaron entre apuros....miedos...vueltas.....y falta de deseo.
    Un beso Cordoba!

    ResponderEliminar
  5. y CUANDO LLEGUE EL QUE NO QUIERAS SOLTAR? Brindaremos niña! beso grande!

    ResponderEliminar
  6. Todas las personas que aparecen en una vida lo hacen en el momento oportuno, aunque no nos lo parezca. Cada cual cumplió su función y siguió adelante, y seguro que de cada uno aprendiste algo de tí...
    Beso grande, preciosa.

    ResponderEliminar
  7. el viento nos trae a las casualidades, que son las que cuentan nuestra vida.
    amo las casualidades.

    me gusta mucho tu blog, un abrazo =)

    ResponderEliminar
  8. Al igual que la Selección, que le ganó 4 a 1 a Chile y perdió 1 a 0 con Venezuela. Todo es una cuestión de timing. No siempre se puede esperar que un resultado conduzca a otro.

    ResponderEliminar
  9. Le tendrías que haber enseñado a ser irrespetuoso al 4to. Probablemente.

    ResponderEliminar
  10. ¿Seguís pensando en el primero todavía?

    ResponderEliminar
  11. Ay, qué susto! Hablabas de un porteño y pensé que ibas a hablar de vino blanco y rabas! juaaaa!

    Te mensajee, yegua! El otro dia comi unas rabas y me acordé de vos, me faltaba una verborrágica de acento mediterraneo para salpimentarlas! jajaja!

    Del texto nada, una buena catarsis!

    Beso

    ResponderEliminar
  12. Ninguno y todos. Ninguno significó demasiado, todos fueron buenos chicos. Parece que es el factor común d todas las historias.
    No creo en los grandes amores ni en "no querer" perder al otro como un deseo asfixiante, creo que las historias de amor deberían ser contadas así, porque en el fondo son sólo eso.
    Abrazo de una amor-realista

    ResponderEliminar
  13. Hola y saludos de California. Desculpa mi espanol. Es mi primer ve a visitar tu blog. Aqui encuentras palabras profundos. Me encanta la imagen abajp el nombre de su blog. La tasa de chocolate es el metaforo perfecto a describir la vida de amor. Un poco dulce, un poco amargo. El calor puede quemarte, pero el calor te puede comodidad. Nunca sabremos que son los placeres o dolores sin beber de su copa.
    Voy a regresar a siguir leendo. Tu tienes un regalo con escribiendo.
    Yo tambien tengo un blog. Escribo sobre comida y mis reflexiones sobre la vida y relaciones.
    Por favor, visitarlo quando tienes la opportunidad.

    ResponderEliminar
  14. Una lista de amores y desamores, de casualidades, de finales, de no correspondencias, de conversaciones de ron y mate, de extrañezas, de soledades, de palabras no correspondidas...
    Es tan dificil contar estas cosas y tú te has atrevido y lo has hecho tan bien que la melancolía ajena me está invadiendo. Me callo.

    ResponderEliminar